Alguien más...
2.Las sombras del pasado


A la mañana siguiente, todo transcurria de manera normal, la casa de los Asakura tenia un nuevo miembro, quién realizaba los platillos más delicios que se hayan probado, mientras Yoh entrenaba, Ryu y Horo Horo se encargaban de realizar los queaheceres, mientras Anna, veía la televisión mientras comia galletitas, todo completamente normal.
Se acercaba la noche, Horo Horo se encontraba haciendo los quehaceres en la parte de arriba de la casa, al terminar, noto que aún faltaba limpiar el baño de niñas.
Cuando se disponia a entrar, escucho un ruido de agua cayendo, se asomo ligeramente y encontro a Mashi bañandose.
Después de un lijero sonrojeo en su cara, intento entrar para no interrumpirla y seguir cumpliendo con su labor, pero fue entonces cuando escucho un gemido proveniente de la chica: estaba llorando.

-¿Acaso pisaste una piedra de la tina? Por qué si es así, dejame decirte que eso es muy doloroso...-dijo Horo-Horo tratando de ser amable...

-No... no exactamente...-dijo Mashi sin voltear-dime ¿extrañas a tu familia?

-Ay no! tengo una hermana que se llama Pilika! es insoportable!! se la pasa entrenandome peor que Anna a Yoh!

-No, pero, me refiero, a tu padre y a tu madre...-dijo más seria la chica.

-Pues, la verdad si, pero sigo bajo la idea que parti...-continuo Horo-Horo acercandose a la chica y sentandose de espaldas a un lado de ella-...que yo parti para poder ayudarles a cumplir sus sueños.

-Vaya que tienes suerte...-dijo Mashi algo triste. Otra gota habia caido en el agua de la tina-Mi familia, estaba conformada por mi padre, mi madre y mi hermana...

-¿Era?-pregunto Horo-Horo, tratando de oírse un poco más sensible

-Todos ellos... no tuvieron una muy buena vida-dijo Mashi-mi padre, era un ingrato, maltrataba a mi madre sin importarle que le pudiera suceder a ella, o a mi, hasta que un día se fue con otra mujer.

-Mashi...-dijo Horo-Horo preocupado por la chica

-Solo tenia 4 años al enterarme que lo habian matado, y sabes? me senti feliz-dijo Mashi con mas tristeza aún. Otra gota habia caído-Y no es que sea una insensible, pero, desde entonces supe que en la vida hay personas buenas y malas, y que las malas no merecen nuestras lágrimas, mucho menos si no hicieron nada por nosotros...

-Quiza... quiza tengas razón Mashi...-dijo Horo-Horo meditando todo lo que ella le estaba diciendo

+~+~FLASHBACK+~+~

-Mami! Mami!-una pequeña niña, de unos 4 años vestida con un pequeño vestido color blanco mientras corria a los brazos de su madre por la playa-¿Ya llego mi hermanita?

-Si Mashi, ella es Yoru-la madre le enseño a una pequeña bebe de apenas unos 9 meses, el poco cabello que tenia era color naranja-rojizo y sus ojos eran color gris...

-Si Mashi, ella es Yoru-la madre le enseño a una pequeña bebe de apenas unos 9 meses, el poco cabello que tenia era color naranja-rojizo y sus ojos eran color gris...

Al pasar 10 años, las niñas y su madre convivian en total alegria, sin embargo, Yoru tenia cierto resentimiento contra Mashi al ser la que mejor se llevaba con su madre...

-¿Mashi?

-¿Qué sucede madre?-dijo la chica mientras entraba a la cabaña con el cabello totalmente empapado. Estuvo jugando otra vez.

-Hija, debes saber algo... sobre Yoru...

-¿Yoru?¿que le sucede?-dijo Mashi completamente preocupada

-No, no tiene nada-dijo la mujer de cabello corto color lila y ojos color azul de mar-es solo... hija... ella no es de nuestra familia

Mashi recibio un shock después de esto, como esa niña con la que jugaba desde los cuatro años no era su hermana?! No obstante, trato de comportarse serena, como siempre lo hacia...

-Y.. ¿como explicas que se apellide Umino?

-Mashi, eso se explica facilmente, simplemente se lo puse-dijo la mujer con una sonrisa muy fina-veraz, cuando me dirigia de regreso a casa después de trabajar, escuche en una barca abandonada un llanto, al observar, note que era una pequeña bebe indefensa, como no vi a nadie a la redonda, tuve que llevarmela...

-Ya veo, gracias por decirmelo madre, supongo que es entendible...

+~+~FIN FLASHBACK+~+~

-Entonces, también tienes una hermana...-dijo Horo-Horo, incredulo de la historia que la chica vivia

-No... que acaso no te lo dije? Mi familia termino... totalmente al contrario de los cuentos de hadas...

+~+~FLASHBACK+~+~

-Hija?-dijo su madre a Mashi para cortar el silencio que termino su conversación-¿que harias si me muriera ahorita?

-Te abrazaria hasta asfixiarte...-dijo Mashi sin pensarlo mucho-no dejaria que nadie te matara mas que yo

-Haslo!-dijo su madre como una orden, en realidad Mashi no entendia en lo más minimo, pero obedecio y abrazo a su mama muy fuerte

-No entiendo mama, que caso tuvo hacer eso? Tu vas a estar a mi lado hasta que me convierta en una anciana-dijo Mashi con una sonrisa y se retiro de la casa...
Mashi iba corriendo por la playa mientras las olas jugaban con su cabello, lo cual la entretuvo demasiado.
Llego en donde la cabaña de la playa donde vivia se encontraba, el problema era, que solo habia ruinas ahi...
Mashi temio lo peor, tiro las conchas que habia recolectado para su madre y comenzo a retirar los maderos que sobraban, ahi estaba, su peor pesadilla, su madre tirada en la arena...

-MADRE!!-Mashi saco fuerzas de lo más profundo de su corazón y cargo a su madre sobre sus piernas, aún seguia con vida-Madre! no te preocupes! llamare a una...

-No Mashi...-dijo la mujer completamente debil-...no quiero que hagas nada, ahora se por que decias que solo tu me matarias...-esas fueron las ultimas palabras de la madre de Mashi, no obstante, resonaron en su mente por toda la vida.

+~+~FIN FLASHBACK+~+~

-Mi madre... me dió a entender, que yo fui su asesina, no entiendo como fue, yo no estaba ahi, jamás me hubiera atrevido a hacerlo-varias gotas mas calleron al agua, mientras la chica hablaba lento y con voz arrugada

-Mashi... no tienes alguna idea?-dijo Horo-Horo completamente incredulo, era imposible imaginar que una chica tan serena y sonriente como ella tuviera un pasado tan... indescriptible-de quién la asesino?

-No, no la tengo-dijo Mashi muy triste-envie a mi hermana a un internado, yo entrene cada día para matar a aquel que le habia robado la vida a mi madre, fue entonces cuando encontre a Airu, ella es quién mas me apoyo, me enseño a ser shaman, las posesiones de almas y de objetos, todo era perfecto, pero aún falta lo principal: encontrar al asesino.
Mashi se sentia cada vez mas triste, hasta que un pequeño escalofrio recorrio su espalda; al tranquilizarse, vio la mano de Horo-Horo sobre su hombro, sus ojos estaban a punto de llorar al ver que Horo-Horo le mostraba una sonrisa con mucho cariño.

-Mashi, yo te ayudare, pero deja de llorar por aquellos que no te han ayudado en nada...

-Gracias-dijo Mashi mientras se volteaba y derramaba más lagrimas de alegria-muchas gracias por consolarme, pequeño niño de las montañas...

Era la primera vez que Horo-Horo escuchaba que le decian eso con tanto cariño, a lo que se sintió muy agradecido con Mashi...

-Un segundo...-de pronto Mashi se olvido de algo-¿Qué rayos haces en el baño de niñas mientras me estoy bañando?!

-Pues...-Horo Horo tenia tres franjas color azul frente a sus ojos que se habian hecho de puntito, mas aparte, un monton de gotas de sudor...-tenia que limpiar el baño y, supuse que no tenia nada que perder.
Mientras Ryu y Manta tomaban una pequeña taza de té, vieron como Mashi se encontraba envuelta en una bata, con un centenar de venas en su frente, persiguiendo a Horo Horo por toda la casa, a lo que una pequeña gota de sudor aparecio en su cabeza.

-----FIN CAP. 2-----

Okie! aqui esta el capitulo dos (bastante rápido, no? xD) espero que les agrade al igual que el fic en general.
Les agradeceria si me podrian dejar uno que otro review ^^!, para cualquier queja, aclaración, tomatazo, demandas o cualquier cosa que tengan contra mi (mi abogado leera eso ;)
También me puede contactar a mi mail por cualquier duda.
Por cierto, quisiera agradecer de manera especial a Nass por ayudarme con el fic y ser la primera en escucharlo ¡¡Arigatô gozaimasu Nass-chan!!

Juri-chan.
mashi@otakumail.com